Trabajos de altura: problemas y soluciones

Los trabajos de altura son considerados unos de los más peligrosos del mundo, pues nada más al estar a 2 metros del suelo, sin protección alguna como la instalación de líneas de vida u otros equipos de seguridad pueden derivar en caídas graves con lesiones permanentes que afecten su salud o incluso provocar la muerte.

Las caídas a gran altura están descritas como acontecimientos involuntarios que originan la pérdida de equilibrio en las personas, resultando en un impacto fulminante con el suelo. Siendo así que, en la mayoría de los casos, el individuo no presenta soporte o protección alguna que lo pueda detener.

Así que, por este y muchos otros motivos, es posible encontrar organismos que se encargan del establecimiento de normativas y leyes que resguardan la vida de las personas mientras trabajan a grandes alturas. Tales normativas son las que han obligado a las empresas e industrias de diferentes sectores a enfatizar en el desarrollo de espacios óptimos y seguros para sus empleados, evitando demandas innecesarias y cuidando la salud de sus mismos empleados.

¿Cuáles problemas de seguridad en trabajos de altura más comunes?

Dado que los trabajos de altura se consideran como una de las actividades laborales que presentan un índice de riesgo mayor, ya sea al trabajar con minas, ascensores, torres eléctricas, pozos u edificios; la seguridad de los trabajos de altura se ha convertido en uno de los puntos más cuidados por muchas empresas. Algunos de los más populares son los siguientes:

  • Verificación inexistente de las condiciones de seguridad en la zona laboral.
  • Ejecución de actividades laborales sin estudiar las condiciones ambientales del momento.
  • No hacer uso o, hacerlo de manera inadecuada, de los equipos de protección de trabajos de altura.
  • Nula comprobación del estado actual de los equipos de seguridad.
  • Personal poco capacitado para la realización de este tipo de trabajos.
  • No disponer de sistemas de prevención estipulados por las normativas y leyes en cuestión.

Soluciones para evitar accidentes laborales a gran altura

El tipo de acciones que se deben tomar para llegar a evitar los accidentes a grandes alturas van a depender de los diferentes recursos y medidas, mismos que van a garantizar la protección de todo el equipo laboral por el tiempo que dure su gestión. Estos equipos se deben seleccionar según las actividades a ejecutar, de igual manera que las características o condiciones del espacio. Afortunadamente, en el caso de las líneas de vida, el último punto es bastante versátil pues el objetivo como tal es el de minimizar los riesgos presentes en estas labores.

Uno de los ejemplos más claros de esto son las líneas de vida Roof Angel, quienes ofrecen una solución completa y segura a los trabajadores al ser tan adaptables y flexibles a diferentes tipos de cubiertas. Además, estas cuentan con fijaciones permanentes, así como sistemas de anclaje a través de cable de 8 milímetros.

Pero las líneas de vida no solamente cumplen con detener posibles caídas, sino que también cuentan con sistemas de absorción de energía debidamente patentados con el cual los usuarios también se pueden desplazar sin inconvenientes por la estructura y sin tener que desconectarse de esta.

Por otra parte, en lo que respecta a los sistemas de anclaje, estos son uno de los equipos que bajo ningún caso deberían faltar si se busca la seguridad en las alturas. Como tal son compactas, de gran calidad y muy fáciles de instalar.

A final de cuentas…

Sin lugar a dudas, los trabajos seguros en las alturas no requieren nada más de equipos de la mejor calidad, sino también de una verificación y servicio que logre cumplir con todos y cada uno de los estándares de seguridad estipulados por la ley. Así que lo mejor será contar con algún tipo de plan formativo o de capacitación que permita sacar el máximo provecho de estos equipos y mantener a todos los trabajadores y operarios seguros contra accidentes.